La Historia de Victoria

Assalam alaikum warahmatu Allahi wabarakatuh (La paz, las bendiciones y las misericordia de
Allah sean con ustedes)
Soy Victoria de Guayaquil-Ecuador como la mayoría de los ecuatorianos nací en una familia
católica, pero desde muy pequeña tuve la curiosidad de aprender más sobre Dios, de saber cuál
es el propósito de la creación del hombre, pues todo empezó a la edad de 6 años, asistía a una
escuela dominical evangélica, pero con el tiempo me daba cuenta que ellos no podían responder
mis preguntas de por qué existen muchas religiones si todos Alaban a un mismo Dios, ¿cuál es
el camino correcto?
Claro, como era pequeña siempre me decían cuando estés más grande lo
sabrás, pasaron los años y aun tenía ese gran vacío en mi corazón, empecé a estudiar teología y
descubrí muchas cosas que me dejaron muy confundida y aterrada con respecto a la religión
católica, todo se basaba en creer ciegamente sin opción a la razón, y no puede ser así pues todo
tiene una explicación, es ahí cuando deje de creer en Dios, durante casi 8 años fui Atea -si cabe
el término-, pero ni los mismos Ateos podían contestar mis preguntas, se basan en teorías y aun
así esas mismas teorías no les satisfacían a ellos mismos.
Mi mejor amiga es Testigo de Jehová, asistí con ella en varias ocasiones al Salón del Reino,
pues mi corazón seguía en busca del camino correcto, sin embargo ellos tampoco me pudieron
ayudar, no encontraba lógica en sus palabras,
¿por qué creer en unos y en otros no?, ¿por qué no creer en María (madre de Jesús) y sí creer
en la Santa Trinidad? ¡¡cuando Allah es Único!!
Recuerdo que un día en la universidad en una clase de Epistemología, hablaron sobre el
escepticismo y en esa clase, declaré públicamente que no creía en Dios, al siguiente día por
la mañana, me dirigía a clases, saliendo de mi casa se me cayeron la llaves, al inclinarme para recogerlas, un hombre de aspecto humilde, con un tono de voz muy suave, de ojos café claros,
brillantes, que transmitían alegría, se paro frente a mí, y me dijo: AUNQUE LO NIEGES CON
LA BOCA, TU CORAZÓN LO BUSCA, DIOS ESTÁ CONTIGO, DIOS NUNCA TE ABONDONARÁ….y se retiro diciéndome DIOS TE BENDIGA.
Esto me dejó impactada, no sabía qué hacer, caminé sólo unos cuantos pasos y al voltear no
estaba, fueron cuestiones de segundos, era imposible que no lo vea, no había nadie en la calle,
eran las 6h30 am aproximadamente, esto sólo lo supieron pocas personas, pues la mayoría decía
que era una locura, sin embargo, seguí mi camino y desde ahí comencé a pedirle a Dios que
me guíe.
Una tarde de verano, conversando por messenger con una amiga, me presentó a un
amigo suyo, su nombre es Cherif, un musulmán de Algeria, me llamó mucho la atención su
religión y empezamos a conversar y me habló sobre Allah, y el profeta Muhammad, sallallahu
allayhi wasallam (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), después comencé a leer artículos
y libros en Internet y sin darme cuenta todas esas dudas que tenía, empezaron a desaparecer,
mi corazón y mi razón estaban conectados, durante seis meses aproximadamente mi vida empezó
a tener sentido, y lo demás un sentido más lógico.
Pero aún me faltaba un poco más, decidí buscar en la red si en mi país existían una comunidad
y fue así como conocí a la hermana Asiya Fátima, me contacté con ella para que me hablara un
poco más sobre el Islam, ese mismo día conocí a otras hermanas más, me gusto mucho ver la
simpatía con la que ellas me trataban y su predisposición para ayudarme, ese día me sentí como
en casa, mi corazón se regocijaba de alegría, pues estaba en el lugar que me correspondía con
las personas correctas, ellas muy cordialmente me invitaron a la Musallah (lugar para la oración), y acepté.
El 24 de septiembre de 2010 fue un día muy lindo, asistí a la musallah, presencié dos
matrimonios, y mientras mis hermanas hacían el salat (rezo), mi corazón se aceleraba, no dudé
dos veces y les dije que quiero convertirme ahora, no quiero alagar más el tiempo, no hay duda
alguna, No hay mas Dios excepto Allah, y Muhammad es su mensajero, en pocas palabras en ese momento volví a nacer, desde entonces mi vida cambio completamente.
Allahu Akbar (Allah es el Más Grande)…
Su hermana Victoria

About The Author
-

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>